“Y una niña ciega de nacimiento… ¡empezó a ver!”

Sorprendentes avances en el conocimiento de los procesos energéticos en el cuerpo humano se hacen recientemente. Uno de ellos  fue presentado en el  Congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física en septiembre de 2015.
 
 
El Dr. Manuel Gálvez, medico creador de la neuroactivación transcutánea, nos lo explica en un articulo aparecido en La Vanguardia.
Dice que el sistema nervioso transmite información mediante señales eléctricas y cada célula neuronal funciona por cambio de polaridad (interior-exterior). Toda lesión cerebral ó medular destruye células nerviosas; las partículas de estas células se diluyen en el líquido extracelular alterándolo, o sea cambia el pH y se produce una acumulación de iones que dificultan la funcionalidad del resto de células sanas, que quedan inactivas sin poder enviar ordenes. Con un impulso electromagnético se drenan las partículas sobrantes y las neuronas sanas recuperan su correcta polaridad.
 
 
Aquí tenemos otra comprobación de la energía, la polaridad y el pH en el cuerpo humano y como reequilibrando el pH se recupera la funcionalidad; siendo su acción multisistémica, desbloqueando el sistema nervioso, devolviendo al organismo la capacidad de restaurar la salud por sí mismo, mediante su homeostasis.
Esto es una confirmación de Biomagnetismo descubierto por el Dr. Isaac Goiz Duran, aplicado en un área concreta.
mennda